RESEÑA: “La primera calle de la soledad”, de Gerardo Porcayo

0
526
Gerardo Horacio Porcayo Villalobos, es uno de los escritores más renombrados de la década de los años 1990 en México dentro de los círculos literarios que abarcan varias formas de literatura fantástica y ciencia ficción.

Escribe Richard Rimachi Ccoyllo

Dentro de las variantes de la literatura contrafáctica, el cyberpunk es una de las corrientes culturales más próximas al contexto contemporáneo en tanto mundos representados debido a la gran importancia otorgada al ciberespacio y la informática. La novela de Gerardo Porcayo (1993) pertenece a este género -asociado generalmente a la ciencia ficción- y se instituye en una de las pioneras en introducirla a México.

La trama gira en torno a las desventuras del Zorro, hacker contratado por Trip Corporation para espiar y obtener información de Laboratorios Mariano. En medio de luchas religiosas entre diversos grupos, los entes económicos buscan controlar el mercado de los servicios de realidad virtual aún a costa de muertes y manipulación de las masas. Sin embargo, en el desarrollo de la historia, el enfrentamiento entre el cristorrecepcionismo y los Hijos de Armagedón (bandos principales) desbordará todo intento de control y conducirá hacia el advenimiento de una catástrofe final.

Un inconveniente para el lector vendría a ser la complejidad de la tecnología futurista si desconoce estos imaginarios. En los capítulos las explicaciones de la situación bélica en el presente de la historia no son ahondadas, sino sucintas, y la inmersión en el mundo distópico se ofrece de manera violenta, directa, por lo cual se requiere de concentración: tiene muchos puntos de giros. Aun así, los eventos giran en torno a la venganza del protagonista contra Rioja, quien se regodea en la violación de su amada, y por ende el trasfondo adquiere un carácter personal, el de la soledad como temática principal y subyacente al mundo futurista.

Por otra parte, el carácter informático de la trama tiñe el estilo de escritura. En oraciones cortas los párrafos avanzan trepidantemente la acción, inclusive en un tono automático, robótico, gracias a numerosas líneas sin verbo. La psicología de los personajes, asimismo, suele ser conocida por el conductismo o algunos parlamentos, de modo que en perspectiva el texto se limita a una narración recursiva, a veces cortante.

Finalmente, uno de los mejores aciertos es la exploración de espacios para poder conocer el mundo creado por Porcayo, entre la Tierra y la Luna, a través de los continuos desplazamientos (generalmente de escape) del protagonista. Es el esquema argumental principal y sobre el cual actúan el narrador recursivo y el deseo vengativo del Zorro en medio de batallas láser e implantes mecánicos corporales. Más aún, es el mejor medio para visibilizar la potencialidad que el cyberpunk ofrece en la literatura, en este caso la mexicana y por medio de la presente novela, sencilla en la unidireccionalidad del conflicto pero rica en descripciones de espacios y artefactos cibernéticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here