Martín Zúñiga / No siga ese pájaro

0
460
Martín Zúñiga, uno de los poetas jóvenes más destacados de la década, entrega nuevo libro: "No siga ese pájaro" (Foto: Archivo)

frag |83|43|

leí durante las vacaciones en un ensayo burdo:
hay una breve diferencia entre un treno (canto
funeral realizado en ausencia del cadáver) y un
epicedio (canto funeral realizado en presencia
del muerto) YO deseo sus deseos el sabor tan
dulce de reventar cráneos de políticos contra
el pavimento aunque ceder es una forma de la
debilidad. las marchas las manifestaciones son
el primer sí de una geografía nueva los describe
desde su pecho y desde los ojos de ron los otros
los moribundos celestes no encajan en la larga
lista de la bioectomía y esperan turno desde
la madrugada no nos hemos portado muy bien
y estoy todavía demasiado dormido para sentirlo
y muy feliz como esta insolente y colosal cumbia.

 

CONJETURA 2: Estrella nieve mi cuerpo

La frontera de mi cuerpo era agua
y él aprendió a golpear el agua:
nunca antes tuvo tanto esmero.
Tarde se enteró que nunca
tuve diecinueve años
y que pronto el celo convirtió
mis pies en manos
y a mis sueños,
en mares                       oscuros
y sin fondo.
Y a pesar de que no sé nadar
y de lo harto que me he cansado,
de que el aliento es a mi edad cardúmenes
escurridizos
todo aquello me parece en el futuro solo bruma,
solo niebla. Por eso mi corazón llora
lagartos. Las máquinas no entienden de sacrificios.
No hemos venido aquí para morir,
sino para saber si estamos vivos.
Futuro. Que llegue pronto que sea breve
y placentero como los días dentro de casa antes de enero,
cuando era invierno, cuando no estaba él.

SIGA ESE PÁJARO

las aves amarillan cuando pasan los perros.
pintar eso
ponerle tréboles olores humedad
velocidad
las aves saben cuánto los perros son traslado
¿quién eres? saludas entre las plumas
y vibra la cuerda floja
pintarlo
en su propio natural sin escusas sin traducciones
detenerlo en el gesto binario que limita la metáfora
la acción marcada por accidentes gramaticales
soy demasiado tarde
afuera hay
otros movimientos que absorbe cual pozo arena
y mete aves y perros en silencio por los sentidos
la esquirla de una bala moviéndose
con tanta fuerza
que pierde el color hasta destruirse.
una metáfora sónica
y sigues tendida a mi lado
y tu corazón aún brilla en mi boca

 


* Si desean adquirir un ejemplar de este libro pueden escribir a nosigaesepajaro@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here